TRASMISIÓN PASADA, HORQUILLA DESGASTADA, TORNILLOS DEMASIADO APRETADOS...

A todos nos entra el miedo al oír las frases de aquí arriba, ¿verdad? Y es muy sencillo evitarlas: mantenimiento adecuado en el momento adecuado. Como a todos se nos puede pasar alguna vez cuando nos toca hacerle el mantenimiento, os queremos dejar por aquí algunos consejos para que cuidéis de vuestra bicicleta y así podáis disfrutar más tiempo de ella.